Operación Ironclad

Después de la caída de Francia en el verano de 1940, el Imperio Británico se vio envuelto en una guerra no declarada contra el gobierno de Pétain por el control de las colonias estratégicas de Asia y África. Apenas unas semanas después del armisticio franco-alemán en Compiègne, la flota británica bombardeó la base naval francesa de Mers-el-Kebir, en Argelia, matando a más de 1.000 marineros y hundiendo el viejo acorazado Bretagne. En septiembre de 1940 las fuerzas de De Gaulle trataron de desembarcar en Dakar con el apoyo de la flota británica. En el verano de 1941 los británicos invadieron Siria, iniciando una larga campaña de desgaste contra la guarnición local, que terminó dando el control del país a la Francia Libre.

Mientras tanto, Madagascar permanecía al margen del conflicto, considerada un área de poco interés estratégico. Así fue hasta las primeras semanas de 1942, después de la rápida ocupación japonesa del sudeste asiático, cuando la colonia francesa, administrada por el experimentado burócrata Armand Léon Annet, exgobernador de Somalilandia Francesa y Dahomey, llamó la atención de los británicos, debido a la posibilidad de un uso alemán o japonés de la isla como base para la guerra submarina. De hecho, el asunto fue debatido por almirantes alemanes y japoneses en un par de reuniones oficiales en Berlín, aunque Tokio se negó a comprometer a sus fuerzas a lo largo de las costas de África oriental. Al mismo tiempo, el raid japonés contra Ceilán obligó a la Royal Navy a reubicar sus unidades en la costa oriental africana, añadiendo aún más tensión a la defensa de la vital línea de suministro entre Adén y Ciudad del Cabo. Por lo tanto, para asegurar las rutas marítimas cruciales en el Océano Índico, en marzo de 1942 Gran Bretaña decidió ocupar Madagascar. Intervendrían principalmente contingentes de Australia, Sudáfrica y Rhodesia, excluyendo a la Francia Libre de la operación. Para la campaña, denominada Operación Ironclad, se reunió una fuerza naval impresionante: el acorazado Ramillies, dos cruceros, nueve destructores, seis corbetas y seis barreminas, con la cobertura de dos portaaviones tomados de la escuadra del Mediterráneo, el Indomitable y el Illustrious.

Inicialmente el único objetivo de la operación era ocupar el estratégico puerto de Diego Suárez, limitándose a mantener a la guarnición francesa en el interior de la isla, pero la insistencia del gobierno sudafricano obligó a Churchill a cambiar los planes y aprobar la ocupación de toda la isla.

Después de una larga serie de misiones de reconocimiento aéreo de la SAAF (la Fuerza Aérea Sudafricana), el 5 de mayo de 1942 comenzó la invasión. Unas horas antes del asalto principal, un comando desembarcó para capturar dos baterías costeras. El grueso de las fuerzas de la Commonwealth desembarcó en las playas del norte de Madagascar sin encontrar oposición. Pero treinta y seis horas después, cuando se dirigían hacia Diego Suárez siguiendo la costa oriental de la isla, tuvieron que enfrentarse a una resistencia mucho mayor de lo esperado que interrumpió su avance, pese a la masiva cobertura aérea y naval con la que contaban. Frente a ellos, a lo largo del istmo de la península donde se encontraba la ciudad, se encontraba una fuerte línea defensiva formada principalmente por tiralleurs de Senegal y Madagascar. Mientras, la flota de invasión fue atacada por submarinos franceses. El Bézéviers alcanzó con un torpedo al dragaminas Auricula, que se hundió en pocos minutos. Los días 7 y 8 los submarinos Le Héros y Monge trataron de atacar nuevamente a la flota británica, pero fueron hundidos por aviones embarcados en los portaaviones.

Finalmente, tras dos días de lucha encarnizada, Diego Suarez se rindió a los británicos. Pero la guarnición de Annet se negó a capitular, obligando a las tropas invasoras a una campaña larga y tediosa por todo el interior boscoso de la isla. La capital de la colonia, Antananarivo, no fue conquistada hasta septiembre. Tampoco entonces cesó la lucha. Los pequeños enfrentamientos continuaron hasta noviembre, lo que requirió el envío de refuerzos desde Sudáfrica y Rhodesia. Así, lo que en principio iba a ser una intervención limitada se convirtió en un costoso compromiso para los sobrecargados recursos del Imperio Británico, restando hombres y material a frentes más importantes, como Birmania y el norte de África. Annet y sus tropas nativas solo se rindieron después de la invasión anglo-estadounidense del norte de África y la ocupación alemana de la Francia de Vichy en noviembre de 1942. Habían mantenido la resistencia durante más de seis meses, en una guerra de guerrillas hábilmente dirigida en la zona sur de la isla. La campaña tuvo una cantidad de bajas relativamente reducida: por parte francesa 150 muertos y 500 heridos, por la Commonwealth 100 muertos y 300 heridos. Eso a pesar de la prolongada campaña en el clima tropical y pantanoso de Madagascar.

Pese a haberle ignorado en la planificación y el desarrollo de la campaña, el gobierno británico decidió dejar la administración de Madagascar en manos de la Francia Libre del general De Gaulle. Sin embargo, la intervención británica había socavado el viejo equilibrio político y social de la colonia, fomentando el desarrollo de un fuerte sentimiento nacionalista. De hecho, cinco años después de la conclusión de la Operación Ironclad, los malgaches se rebelaron contra Francia, obligando al gobierno francés a adoptar formas de brutal represión militar en la isla, causando la muerte de miles de civiles. La revuelta fue aplastada finalmente en el otoño de 1948, pero la restauración del antiguo sistema colonial resultó completamente imposible. En 1958, Madagascar se convirtió en independiente, mientras que Diego Suárez (llamada Antsiranana a partir de 1975) perdió su importancia estratégica anterior, convirtiéndose en un destino pintoresco para los turistas europeos. Hoy en día sólo dos pequeños cementerios de guerra, uno francés y otro británico, recuerdan los dramáticos acontecimientos de 1942.

Fuentes:
http://perspectivesonafrica.wordpress.com/2011/12/24/operation-ironclad-the-british-invasion-of-madagascar-in-1942/
http://www.exordio.com/1939-1945/militaris/batallas/ironclad.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada