El artillero fantasma

Noticia real (quiero decir que es cierto que se publicó) de la agencia Reuters, aparecida en la prensa el 20 de julio de 1956:

En Nueva Guinea
Fantasma se aparece para manejar un cañón, dicen los nativos

Tokio, 20 de julio (Reuters)

El “fantasma” de un soldado japonés que se levanta todas las noches a manejar un cañón antiaéreo oxidado en las playas de Nueva Guinea tiene tan aterrorizados a los nativos que han pedido a una comisión japonesa de sepulturas de guerra que “apacigüen a los enojados fantasmas”.

Según informaciones recibidas hoy en Tokio, la comisión, que está recorriendo Nueva Guinea recogiendo los restos de soldados muertos en acción durante la Segunda Guerra Mundial, afirma que ha sido advertida del fantasma por los nativos.

Los nativos aseguran que todas las noches el fantasma de un soldado caído se levanta y visita el cañón oxidado en las playas de Hollandia. El 5 de abril de 1945 intensos bombardeos de la US Navy pusieron fuera de servicio el emplazamiento y mataron a la mayor parte de su dotación.

La comisión informó que cuando terminó la guerra los nativos de la zona comenzaron a rumorear que “soldados demacrados con cascos oxidados” surgían cada medianoche para manejar el emplazamiento del cañón. Muchos nativos aterrorizados se marcharon a visitar a parientes residentes en pueblos lejanos.

Cuando la comisión visitó la zona fue abordada por los nativos y un monje budista, que solicitaron realizar una “ceremonia de purificación” y “apaciguar a los enojados fantasmas”. La comisión afirmó que el rito se celebraría en breve.

(http://news.google.com/newspapers?nid=1350&dat=19560720&id=cbpOAAAAIBAJ&sjid=uwAEAAAAIBAJ&pg=7358,6180608)


¿Se celebraría finalmente la ceremonia de purificación? ¿Se desharían de los restos del cañón antiaéreo, con fantasma y casco incluidos, vendiéndolos como chatarra? ¿O continuará el espectro levantándose todas las noches para ocupar su puesto en el cañón?

¿Seguirán los lugareños de visita en casa de sus parientes?

Muchas preguntas sin respuesta. El misterio continúa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada