Speedkrieg


En una carta fechada el 9 de noviembre de 1939, enviada a sus "queridos padres y parientes" en su casa de Colonia, un joven soldado alemán destinado en Polonia escribió: "Las condiciones aquí son duras, y espero que lo entenderéis si solo puedo escribiros cada dos a cuatro días. Hoy os escribo principalmente para pedir un poco de Pervitin ...; Con amor, Hein". El 20 de mayo de 1940, el soldado escribía de nuevo a su familia: "¿Tal vez podríais conseguirme algo más de Pervitin para que pueda tener algo de reserva?" Y en una carta enviada desde Bromberg el 19 de julio de 1940: "Si es posible, por favor enviadme un poco más de Pervitin". El soldado que escribió estas cartas era un joven de 22 años llamado Heinrich Boell. Muchos años después se convertiría en un famoso escritor. Fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1972.

El Pervitin era la marca con la que la compañía farmacéutica Temmler de Berlín comercializaba la metanfetamina. Fue distribuido de forma masiva entre los soldados alemanes, especialmente durante las campañas de Polonia y Francia. Era conocido por la tropa con apodos como “chocolate del piloto” o “sal del piloto”.

La metanfetamina es un psicoestimulante derivado de la efedrina, con una estructura química similar a la anfetamina, pero con efectos más fuertes sobre el sistema nervioso central. Fue sintetizada por primera vez en 1893 por el químico japonés Nagai Nagayoshi. Sus efectos son similares a los de la adrenalina que produce el cuerpo de forma natural: en la mayoría de las personas provoca un estado de alerta, aumenta la confianza en uno mismo, la concentración y la voluntad de asumir riesgos, al tiempo que reduce la sensibilidad al dolor, el hambre, la sed y la necesidad de dormir.

Tras su lanzamiento comercial en 1938, el Pervitin se convirtió en poco tiempo en un éxito de ventas entre la población civil alemana. El fármaco llamó la atención del doctor Otto Ranke, director del Instituto de Fisiología General de la Academia de Medicina Militar de Berlín, que estaba buscando una droga que convirtiese a los combatientes alemanes en supersoldados. En septiembre de 1939, Ranke probó el Pervitin en noventa estudiantes universitarios, y concluyó que podía tener una utilidad militar. Introducido a modo de prueba durante la invasión de Polonia, acabó siendo distribuido de forma masiva entre los soldados de la Wehrmacht.

En la primera mitad de 1940, especialmente durante la campaña de Francia, el ejército alemán suministró a sus tropas grandes cantidades de Pervitin e Isophan (una versión ligeramente modificada producida por la empresa farmacéutica Knoll). Solo entre abril y julio fueron distribuidas más de 35 millones de pastillas, con tres miligramos de principio activo cada una.

El fármaco era enviado a las direcciones médicas de la Wehrmacht con el nombre en clave de OBM, y desde allí se distribuía directamente a las tropas. Los pedidos podían hacerse incluso por teléfono, si se necesitaba un envío con urgencia. En la etiqueta estaba descrito como "estimulante", y en las instrucciones se recomendaba una dosis de una o dos tabletas "sólo cuando sea necesario, para combatir el sueño".

El Pervitin se consideraba un fármaco útil para situaciones en las que los soldados se pudiesen ver sometidos a un estrés extremo. En un memorando destinado a oficiales médicos de la Kriegsmarine se explicaba: "Todo funcionario médico debe ser consciente de que el Pervitin es un estimulante altamente diferenciado y poderoso, una herramienta que permite, en cualquier momento, ayudar de manera activa y eficaz a ciertos individuos dentro de su rango de influencia a alcanzar un desempeño superior al promedio".

Pronto los médicos comenzaron a preocuparse cuando se percataron de que la efectividad del Pervitin iba disminuyendo gradualmente a medida que los usuarios se hacían consumidores habituales. En casos aislados podían presentar problemas de salud, como sudoración excesiva y trastornos circulatorios. Leonardo Conti, ministro de Salud del Reich, trató de restringir el uso del fármaco. Lo consiguió solo en parte, ya que la Wehrmacht no estaba dispuesta a renunciar a él. El 1 de julio de 1941 el Pervitin fue clasificado como una sustancia prohibida, pero ese mismo año se enviaron diez millones de pastillas a las tropas. En las nuevas instrucciones la información sobre los riesgos apenas difería de las anteriores.

Hacia el final de la guerra los alemanes aún trabajaban en la búsqueda de una droga milagrosa para sus tropas. El 16 de marzo de 1944, en Kiel, el vicealmirante Hellmuth Heye solicitó una droga "que pueda mantener a los soldados listos para la batalla cuando se les pida seguir luchando más allá de un período considerado normal, y al mismo tiempo aumentar su autoestima". Poco tiempo después, el farmacólogo de Kiel Gerhard Orzechowski presentó a Heye una pastilla cuyo nombre en código era D-IX. Contenía cinco miligramos de cocaína, tres miligramos de Pervitin y cinco miligramos de Eukodal, un analgésico basado en la morfina. La potente droga fue probada en las tripulaciones de dos submarinos de la Kriegsmarine. Años después Heye acabaría siendo miembro del Bundestag por el conservador Partido Demócrata Cristiano y presidente del comité de defensa del parlamento alemán.

Incluso el propio Hitler pudo haberse convertido también en involuntario conejillo de indias. Al parecer, desde 1942 hasta su muerte en 1945, el médico particular del Führer, Theodor Morell, le estuvo administrando inyecciones intravenosas de metanfetamina. Hay quien cree que la degradación física que sufrió en los últimos años de su vida pudo deberse al menos en parte a los efectos de esta droga, que provocaría unos síntomas similares a la enfermedad de Parkinson.

Alemania no fue el único país que suministró masivamente metanfetamina a sus tropas. En Finlandia también se distribuía el Pervitin. En Japón, la metanfetamina se vendía para uso civil y militar bajo la marca registrada Philopon, fabricada por la farmacéutica Dainippon. En las décadas de los 40 y 50 el fármaco fue administrado ampliamente a los trabajadores industriales japoneses para aumentar su productividad. Igual que ocurría en el resto del mundo en aquella época, los efectos secundarios de la metanfetamina no estaban bien estudiados y no se consideraba necesaria una regulación. También a los pilotos de bombarderos aliados les fueron suministradas metanfetamina y anfetamina para combatir la fatiga y mejorar la atención durante los vuelos prolongados. El experimento se consideró fallido, ya que los efectos secundarios no convencieron a los militares: los soldados se mostraban nerviosos y sufrían alteraciones de conducta.

Fuentes:
http://www.spiegel.de/international/the-nazi-death-machine-hitler-s-drugged-soldiers-a-354606.html
http://en.wikipedia.org/wiki/Methamphetamine


6 comentarios:

  1. Gran post! Había leído algo del Pervitin en la WW II pero no un articulo tan completo e interesante como el tuyo.

    Por cierto, no podrías enviarme unas cuantas dosis?? Me vendrían bien para coger fuerzas para retomar el blog, que estoy de un apático...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Primero de todo, felicitarte por el blog y tus posts.
    Había oído hablar de pilotos de la RAF y el uso de anfetaminas y similares durante la fatigadora Batalla de Inglaterra, pero no sabía nada del uso de drogas de este tipo por parte de la Wehrmacht. Interesantísimo artículo, como de costumbre.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Tofolo.
    Aprovecho también para agradecer a enxebere que enviase a Menéame esta entrada (una vez más). No es que tuviese mucho éxito (cinco votos), pero dejaron un par de comentarios interesantes precisamente sobre el uso de anfetaminas por pilotos de la RAF:
    http://www.meneame.net/story/speedkrieg
    Charlie ¿has leído la parte que habla de los efectos secundarios?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Las guerras es lo que traen. Muchos excombatientes acabaron sus días con una fuerte adicción a sustancias como la morfina. Y es que era muy duro aquello.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Un breve apunte, para completar este curioso post. La composición química del "Pervitin" es ésta:

    http://www.lonesentry.com/articles/ttt08/stimulants.html

    Saludos, Nonsei

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la aportación, Gluntz. Un saludo.

      Eliminar